Roma 5

Sin duda alguna, el domingo era el día más relajado y deseado de la semana porque disponíamos de tiempo libre para descansar y hacer excursiones: Ostia Antica, Via Appia, Tusculum y Roma fueron los lugares que visitamos. Este día era una oportunidad para salir de la rutina cotidiana y comprobar en un contexto diferente nuestros avances con la lengua latina. Una de las cosas que más fascinantes me resultaban era poder utilizar el latín constantemente para comunicarnos con otros alumnos procedentes de países tan diferentes como Brasil, Austria, Estados Unidos, Italia o República Checa. A medida que iban pasando las semanas todos notábamos cómo esa lengua fluía de manera paulatinamente más natural y expresiones que al principio teníamos que pensar, ya podíamos pronunciarlas sin apenas esfuerzo. El ambiente que se crea en la Academia Vivarium Novum es extraordinariamente favorecedor del aprendizaje al experimentar el latín como una lengua realmente viva y eficaz. De este modo el acercamiento a los textos clásicos a través de diversos recursos didácticos resulta una experiencia placentera, enriquecedora y conmovedora que nos conecta con un patrimonio cultural de valor incalculable. Ya desde la primera clase cada uno de nosotros recibía su correspondiente nombre latino, siempre que fuera posible, ya que algunos nombres no tenían una traducción exacta. Durante las comidas, en el tiempo libre entre clase y clase y, como he dicho, en las excursiones, era admirable escuchar a todo el mundo expresándose en la lengua de Cicerón.  El ambiente de colaboración entre todos era extraordinario a pesar de la gran heterogeneidad de los grupos donde abundaban las diferencias de edad, nacionalidad, ideología, etc.

Anuncios

Roma 4

Otra actividad que desarrolla la imaginación del alumnado es la de hacer una historia encadenando frases. De manera  que un alumno propone, por ejemplo, una oración compuesta adverbial temporal, y el siguiente alumno debe repetir la última frase dicha por su compañero añadiendo otra. Este ejercicio da lugar a historias divertidas, fantásticas y originales que animan a los alumnos y les facilitan el aprendizaje de nuevos contenidos. Es fundamental guiar a los alumnos ayudándoles a que se adentren en la dificultad y logren superarla.

            La imitación del formato de los programas de televisión tipo “reality show” puede ser otra herramienta útil para que los alumnos construyan un diálogo (colloquium) en el que el profesor y los alumnos interroguen a varios compañeros (que interpretarán diversos papeles) sentados ante ellos como en un plató. Las preguntas de los alumnos que hacen de público pueden referirse al pasado de los personajes, su vida actual o sus planes de futuro. De esta manera todo el alumnado deberá practicar los tiempos verbales aprendidos, mostrar su habilidad en el manejo de los adverbios temporales, los adjetivos y adverbios comparativos, etc. Para que el ejercicio resulte más ameno y ágil, se les puede pedir a los alumnos que preparen las cuestiones el día anterior.

            Cuando percibimos en el aula que los alumnos están cansados conviene cambiar de actividad e introducir una canción, un juego o una imagen que recuperen de nuevo su atención. El empleo de canciones (cantiuncula) que repitan el vocabulario o las estructuras vistas en clase es muy útil para fijarlas bien en la memoria. Un aspecto importante es que la melodía de esas canciones en latín sea familiar para el alumnado y sus letras sencillas, divertidas y fáciles de recordar.  Los juegos (ludi) resultan extraordinariamente útiles y entretenidos para los alumnos. Podemos destacar entre ellos:

  • Dic aliter: El alumno debe usar sinónimos de sustantivos, adjetivos, verbos o incluso de frases.
  • Coniunge sententias: El alumno debe unir dos oraciones de forma lógica empleando nexos  o expresiones aprendidos en clase
  • Errata corrige: El alumno debe corregir los errores de un texto dado.
  • Ianus: Dos alumnos se enfrentan y tienen que indicar, por ejemplo, el pretérito imperfecto o el futuro de los verbos indicados entre paréntesis. Si el alumno se equivoca el turno pasa al otro alumno que lo hará en el otro tiempo verbal propuesto. Es importante crear dos equipos para que los alumnos se motiven unos a otros con el objetivo de vencer en el juego.

Además de estas propuestas lúdicas, la realización de vídeos en el que los alumnos escenifican los diálogos del libro de texto o de situaciones inventadas por ellos suele ser una actividad divertida y creativa que les permite fijar en su memoria las expresiones y palabras nuevas, así como reforzar el vínculo entre compañeros. El alumnado se motiva especialmente con el uso de las nuevas tecnologías y los montajes audiovisuales son realmente sorprendentes.

Durante el curso trabajamos con multitud de ejemplos concretos de estos recursos en clase comprobando su excelente utilidad para el aprendizaje. En el libro Nova via. Latine doceo. Guida per gl’insegnanti. Parte I: Familia Romana el profesor Luigi Miraglia ofrece un estudio detallado de diversos tipos de ejercicios activos, motivadores, dinámicos y de notable eficacia para aprender morfología, sintaxis y léxico latino basado en su experiencia docente y en la de otros muchos profesores que han renovado la didáctica de las lenguas en el mundo. En este punto quiero mostrar mi profundo agradecimiento y absoluta admiración al trabajo llevado a cabo por el ya nombrado profesor Aloisius Miraglia, así como por sus colegas Ignatius Armella, Gerardus Guzmán y Eusebius Toth que transmitieron en sus clases los valores de la humanitas a través del latín con extraordinaria  pasión, inmenso respeto y contagiosa alegría.

Roma 3

Las  clases eran dirigidas siempre por dos profesores que alternaban de un grupo a otro cada día. En el desarrollo de los capítulos de los que consta el libro Lingua Latina per se illustrata: Familia Romana, la lectura en voz alta y la representación teatralizada de las escenas narradas tienen un valor fundamental. De este modo los profesores asignan los papeles de los personajes al azar entre los alumnos del grupo y, ante la mirada atenta y curiosa del resto de compañeros, los caracterizan mediante disfraces, objetos o complementos que faciliten la comprensión del texto latino,  permitan la rápida asimilación del vocabulario y de las expresiones nuevas y despierten la risa y la sorpresa entre el público. Los profesores se implican en la acción creando situaciones cómicas, haciendo hincapié repitiendo las frases más relevantes y  gesticulando para dotar de significado a todas las palabras. Este método  de carácter inductivo contextual se basa en el del Total Physical Response, sistema bastante conocido para el aprendizaje  de lenguas. Relacionado con este método está la  técnica del “storytelling”. En este sentido hay tres estadios fundamentales: 1. El profesor introduce el vocabulario y las estructuras que intenta que adquieran sus alumnos; puede presentar esto a través de acciones, gestos, objetos o imágenes; 2. El profesor les hace preguntas a los alumnos para guiar la narración de la historia y estimular su imaginación. Es muy importante repetir de diversas maneras el léxico y las expresiones importantes. Cuanto más sorprendente,  bonita y divertida sea la narración, mejor. Además de emplear las estructuras y el vocabulario conocido conviene que el profesor añada algo nuevo y algo más complejo. En este sentido conviene crear un clima agradable en el que los alumnos respondan tranquilos sin presiones. La proyección de imágenes o la utilización del mimo también despierta su creatividad. 3. Finalmente la narración, una vez terminada, se relee por completo. Conviene que no sea una historia larga para evitar que los alumnos experimenten el aburrimiento o la pérdida de la atención.

17Cantando juntos
Cantando juntos

Roma 2

Las clases se impartían de lunes a sábado, de forma que el tiempo matutino se distribuía en tres sesiones de una hora y media cada una.  Menos mal que durante las pausas teníamos a nuestra disposición el servicio de cafetería para reponer fuerzas. El tiempo vespertino podía dedicarse al estudio particular de los contenidos vistos en clase y a la realización de los ejercicios y trabajos asignados o bien a las clases de griego y de técnicas de enseñanza de las lenguas clásicas. En mi caso concreto, como ya conocía las lecciones del método Lingua latina per se illustrata: Familia Romana que utilizo en clase con mis alumnos, decidí asistir a las Scholae Graecae y a las Scholae de arte docendi. Tras estas actividades , de 19.30 a 21.00 horas, todos los alumnos nos reencontrábamos en la biblioteca para disfrutar del momento más distendido de la jornada en el que, mediante canciones, juegos lingüísticos y audiovisuales, concursos y pequeñas representaciones teatrales de carácter cómico, se consolidaban y ampliaban los aprendizajes cotidianos fomentando la participación de todo el alumnado. Este era el horario concreto que teníamos de lunes a sábado:

8:00 – 9:00 Desayuno

9:00 – 10:30 Sesión 1

10:30 – 10:45 Pausa

10:45 – 12: 15 Sesión 2

12:15 – 12:30 Pausa

12:45 – 14:00 Sesión 3

14:00 Comida

15:30 – 17:00 Clases de griego/ Estudio individual o grupal (diálogos y ejercicios)

17:30 – 19:00 Clases de técnicas de enseñanza / Estudio individual o grupal (diálogos y ejercicios)

19:30-21: 00 Actividades lúdico-didácticas

21:00 Cena

            Después de la cena, algunos aprovechábamos para dar un paseo, charlar, leer, contactar con los familiares y amigos, etc. pero también había compañeros que continuaban estudiando y recibiendo clases de repaso con los colaboradores de la academia que trabajaban incansablemente hasta tarde para que todo saliera a la perfección en el curso y ningún alumno perdiera el hilo de las clases. Era realmente admirable su compromiso, responsabilidad y entusiasmo en cualquier tarea, cuestión y necesidad que se les planteara.

7 Materiales del curso
Materiales del curso

Roma: 1

La profesora Isabel Fernández Álvarez, jefa del departamento de Cultura Clásica, visitó Roma para asistir a un curso de formación de Latín como lengua viva que tuvo lugar del 25 de junio de 2016 al 24 de julio de 2016. El mismo fue impartido en la prestigiosísima Accademia Vivarium Novum, considerada la mejor Institución del mundo en la enseñanza de esta lengua. La finalidad fundamental de la profesora era profundizar en un método de enseñanza que viene practicando en sus clases desde hace más de 10 años y que ofrece tal grado de versatilidad  que fue incluido en nuestro proyecto Erasmus como uno de los elementos esenciales del mismo.

A continuación la profesora nos relata en primera persona los aprendizajes y vivencias en su experiencia Erasmus+.

Desde el  26 de junio hasta 24 de julio de 2016 viajé a Roma para hacer  el primer módulo de los  dos que la Academia Vivarium Novum ofrece anualmente dedicados al aprendizaje del latín como lengua viva.

            La Academia Vivarium Novum es una institución educativa, fundada por el profesor Luigi Miraglia,  que está dedicada al estudio, a la enseñanza y a la difusión de las lenguas clásicas. Se considera uno de los pocos lugares en el mundo en los que el latín y el griego antiguo se utilizan para la comunicación.   Precisamente ese contexto de aprendizaje tan singular es el que me hace pensar, sin duda alguna, que esta ha sido la experiencia formativa más intensa e interesante de mi vida. Los cursos de esta academia están basados en una inmersión total de la lengua latina y el objetivo final después de 156 horas de estudio (que componen el módulo de Latín I) es que el alumno obtenga un amplio conocimiento de morfología, sintaxis y vocabulario hasta lograr la lectura de textos históricos de dificultad moderada (Catulo, Marcial, Fedro, César, entre otros autores).

            El primer día nos habían convocado en un punto de encuentro del aeropuerto de Roma donde coincidí con otros alumnos procedentes de Inglaterra, Austria y Francia. Al llegar a la sede de la academia, a escasos kilómetros de la ciudad, nos mostraron las aulas, la biblioteca, el comedor, además de otras dependencias de la residencia. Por la noche, antes de cenar, nos reunieron a todos los alumnos participantes en el curso para darnos la bienvenida. En esa reunión la información se daba en latín, inglés e italiano. Nos explicaron los objetivos del curso, las normas de funcionamiento de la residencia, los horarios de las actividades  y otras cuestiones de carácter práctico. A partir de septiembre de 2016 la Accademia trasladó su sede a la fastuosa Villa Falconieri situada en la localidad de Frascati. En la última semana visitamos el majestuoso edificio del siglo XVII y sus diversos salones profusamente decorados con hermosísimos frescos, así como los grandes jardines.

1-biblioteca-de-la-accademia1.jpg
Biblioteca de la Accademia