Reykjvavik: Día 5

Hoy nos levantamos con un “maravilloso y soleado” día.

Día 5 exteriores

Volvemos al Hostel para seguir con las exposiciones. Antes de realizar la mía, nuestro coordinador nos muestra estos dos libros interesantísimos sobre Enseñanza al aire libre.

Mi exposición se dividió en un vídeo sobre Isla Cristina y su maravillosa naturaleza y tradiciones por un lado y,  por otr, una explicación del sistema educativo de España, los bloques de contenidos de la asignatura E.F. y el sistema de evaluación que yo utilizo basado en la economía de fichas y que también he puesto en práctica para el resto de asignaturas con grupos de compensatoria.

Posteriormente hace su presentación la compañera de Creta, con un trabajo sobre el medio ambiente muy interesante y que planteamos llevar a cabo de manera conjunta con sus y mis alumnos.

Exposición Grecia

Y a media mañana salimos de nuevo de ruta, hoy nos dirigimos a uno de esos bosques que tanto enorgullecen a los islandeses para hacer una actividad chulísima. No para de nevar durante todo el día, pero la actividad se lleva a cabo con total normalidad. El grupo y el coordinador son realmente fantásticos.

Antes de llegar, Gudy se detiene en la pescadería de un amigo para comprar un delicioso salmón fresco, que posteriormente vamos a cocinar nosotros mismos en este “maravilloso día primaveral” que llama a hacer un picnic como ningún otro.

Hacemos un pequeño sendero antes de llegar al bosquecito. Hay más de medio metro de nieve.

 Salmón

Estos son algunos de los equipamientos que nos encontramos en este bosque

El trabajo en equipo de hoy consiste en fabricar un pequeño vivac con la ayuda de un cuchillo y unas cuerdas, y aprovechando todo lo que nos encontremos en el bosque.

Mientras preparamos nuestro vivac, “Chicoparatodo” enciende el fuego y prepara las ascuas para que posteriormente nos preparemos nuestro salmoncito. Usamos papel de aluminio para prepararnos nuestro émbolo, tras cortar todas las verduras entre todos. Por cierto, en 15 minutos está cocinado y está buenísimo. Experiencia fantástica.

De postre, también en un émbolo, un plátano con onzas de chocolate dentro que se funden con las ascuas. Ummmmmmm, de rechupete.

Antes de irnos, nos enseñó como montar pequeños puentes tibetanos con dos simples cuerdas, unos agarres y dos árboles y de fácil quita y pon- Estuvimos jugando un rato.

De vuelta paramos en un pequeño restaurante para degustar la más maravillosa sopa de langosta que he probado jamás (a decir verdad, es la primera vez que la probaba). Deliciosa y, dentro de esta educación europea, podías repetir las veces que quisieras.

Para acabar este día tan lleno de sensaciones nuevas y todas ellas fantásticas, un grupito vamos a un concierto de jazz de un famoso grupo islandés en la última planta del suntuoso edificio HARPA, con unas vistas impresionantes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s